Ágora 2.0

Blog del alumnado de Filosofia de la Universidad de Zaragoza

Minicuento de Raul Brasca: Todo tiempo futuro fue peor

Posted by forseti4y9 en 26 noviembre 2009

“Anoche se sobrepuso a las balas que lo acribillaron y huyó de la policía entre la multitud.
Se escondió en la copa un árbol, se le rompió la rama y terminó ensartado en una verja de hierro.
Se desprendió del hierro, se durmió en un basural y lo aprisionó una pala mecánica.
La pala lo liberó, cayó sobre una cinta transportadora y lo aplastaron toneladas de basura.
La cinta lo enfrentó a un horno, él no quiso entrar y empezó a retroceder.
Dejó la cinta y pasó a la pala, dejó la pala y fue al basural, dejó el basural y se ensartó en la verja, dejó la verja y se escondió en el árbol, dejó el árbol y …buscó a la policía.

Anoche puso el pecho a las balas que lo acribillaron y se derrumbó como cualquiera cuando lo llenan de plomo: completamente muerto.”

Raúl Brasca

Mi comentario

Efectivamente, a veces es mejor no sobreponerse a las balas que te acribillan, a veces es mejor abrir el pecho a las mismas; pero sólo hay una ocasión para hacer esto último, pues, haciéndolo, pasas a estar “completamente muerto”.

Un muerto incompleto: claro… todo es susceptible de empeorar.

Heidegger se decanta por meditar sobre el ser para la muerte (con el carácter constitutivamente temporal del “ser ahí”).

También podemos contraponer a Spinoza con Platón, para debatir si debemos meditar sobre la vida o sobre la muerte.

Spinoza dirá en la proposición LXVII de la cuarta parte de la Ethica: “El hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y su sabiduría es una meditación sobre la vida y no sobre la muerte” (según G. Reale, en su Historia del Pensamiento Científico y Técnico, esta frase resume a la perfección la clave del pensamiento en Spinoza).

En el Fedón de Platón se puede leer:

84a-84b

—Haces bien; y es lo que conviene a un verdadero filósofo; porque el alma no creerá nunca que la filosofía quiera desligarla, para que, viéndose libre, se abandone a los placeres, a las tristezas, y se deje encadenar por ellas para comenzar siempre de nuevo como la tela de Penélope. Por el contrario, manteniendo todas las pasiones en una perfecta tranquilidad y tomando siempre la razón por guía, sin abandonarla jamás, el alma del filósofo contempla incesantemente lo verdadero, lo divino, lo inmutable, que está por cima de la opinión; y nutrida con esta verdad pura, estará persuadida de que debe vivir siempre lo mismo, mientras permanezca adherida al cuerpo; y que después de la muerte, unida de nuevo a lo que es de la misma naturaleza que ella, se verá libre de todos los males que afligen a la naturaleza humana. Siguiendo estos principios, mis queridos Simmias y Cebes, y después de una vida semejante, ¿temerá el alma que en el momento en que abandone el cuerpo, los vientos la lleven y la disipen, y que, enteramente anonadada, no existirá en ninguna parte?

84c

Después que Sócrates hubo hablado de esta suerte, todos quedaron en gran silencio, y parecía que aquel estaba como meditando en lo que acababa de decir. Nosotros permanecimos callados, y sólo Simmias y Cebes hablaban por lo bajo.

2 comentarios to “Minicuento de Raul Brasca: Todo tiempo futuro fue peor”

  1. Arman García (Administrador) said

    mmm, llevaría lo de Heidegger un punto más allá, pues su meditación sobre el ser-para-la-muerte está enlazado con la existencia auténtica y por ende, con la vida.

  2. Guille said

    Puede que tengas razón, sí, Heidegger como vitalista, existencialista, y todo eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: