Ágora 2.0

Blog del alumnado de Filosofia de la Universidad de Zaragoza

Archive for the ‘Poesía’ Category

Lo que hay que oír

Posted by algomasquecierzo en 20 enero 2012

“En pro de la locura”, por Mansilla, Navarro y Mora (escuchar tema)

Concentraos controlaos concentraos controlaos…
en el centro de la escena surge el caos,
el rey del descontrol,
el troglodita loco a botellazos
contra las fanáticas hordas del control, de la ley,
la sensatez, la norma y el progreso,
que en el puto nombre de la razón
nos inyectan sin piedad
sobredosis de mesura
overdosis de cordura,
y reflexión hasta la médula,
nos ceban sin misericordia
con filetes crudos
de pensamiento racional.
Así lo dice la regla.

Y aquí estamos,
en el gran festín de los prudentes seres cuerdos, razonables, superiores y científicos.
Y aquí estamos,
sensatos hasta para ser sensatos
sensatez, querido amigo, y control grecorromano,
hay que estar presentables para recibir al loco
presentables,
racionales, deductivos,
inductivos,
agradables, controlados, simpáticos,
sensatos, sonrientes, pulcros, puntuales, bien vestidos, lógicos, serenos, sobrios,
súbditos
de la poderosa orden
lógica
de la mente humana,
la poderosa alucinógena
lógica
drogada deductiva
razón.

Yo estoy cuerdo
y usted no
yo no alucino
y sé lo que digo
yo sé lo que veo
y usted no
yo soy objetivo
y usted es subjetivo,

Así lo dice la regla.

Yo soy la regla
yo soy el análisis
yo soy el diagnóstico y la receta
¡yo soy el barbitúrico!
yo soy la droga que aplaca al loco,
clama el loco.
Yo soy lo que es
lo que decimos
lo que creemos
el mundo que nos describimos
el mundo que nos inventamos
el mundo donde nos consolamos
el mundo en el que creemos
yo soy lo que me digo que soy
dijo el loco
clama el loco
todos locos
por inercia
por contagio
por obligación
por casualidad
se impone la regla
la ley lógica del loco sensato hasta para ser sensato.
Si no te la crees
te vuelves loco.

Yo estoy cuerdo
y usted no
yo no alucino
y sé lo que digo
yo sé lo que veo
y usted no
yo soy objetivo
y usted es subjetivo,

Tema incluido en el disco de Mansilla y Los Espías “Literatura de Baile”
Esta canción está sujeta una licencia Creative Commons por lo que se permite la descarga legal y gratuita de este tema.

http://www.mansillanavarroymora.com

Anuncios

Posted in Literatura, Música, Poesía | Leave a Comment »

Presentaciones de Yin y Espectral

Posted by algomasquecierzo en 12 septiembre 2011

Presentación conjunta del libro antológico de mujeres poetas Yin y del nuevo libro de Ángel Guinda: Espectral. Los nombres de las y el autor hablan por sí solos. Ahora bien, si acudes, puedes dejar un comentario aquí contándolo.

Posted in Feminismo, Literatura, Poesía | Leave a Comment »

La razón poética, por Luis García Montero

Posted by algomasquecierzo en 12 julio 2011

Lejos de pretender hacer una valoración crítica o erudita del siguiente artículo, quiero limitarme a presentarlo, para brindar a l*s demás una reflexión que a mí me anima a seguir pensando y escribiendo y en la que veo además tres virtudes como mínimo:

a) Valora la voz individual criticando el egoísmo, sin caer en panfletadas de las que tanto abundan hoy, que empiezan criticando la administración norteamericana y querrían acabar diciendo que la individualidad no existe.

b) Da un valor político al esfuerzo y la capacidad de pensar en serio.

c) Como decía antes, anima a seguir haciéndolo.

Sirva este texto para tod*s aquell*s compañer*s que, como yo, este curso lo han pasado crudo y en algunos casos han podido llegar a plantearse si vale la pena o no continuar en la carrera. Y sirva también para todas aquellas personas que se autoempalagan en la filosofía, o en lo que ell*s quieren entender por ella, sin ver que la razón es siempre algo mucho más amplio.

“La mejor manera de defender los espacios públicos es dignificar las voces individuales. Vivimos malos tiempos para la política. Los ciudadanos han dejado de creer en unas promesas configuradas como simples reclamos electorales, la corrupción se instala en el centro de la vida y se convierte en una noticia cotidiana, y la democracia y el Estado del bienestar dan muestras irremediables de agotamiento. Como no existen ámbitos públicos que permitan la soberanía popular en las nuevas dimensiones de la globalización y los mercados, las personas dejan de ser ciudadanos y se limitan a sentirse votantes (aunque cada vez menos) y, consumidores, clientes o contribuyentes (cada vez más).

No es verdad que vivamos malos tiempos para la lírica, porque la palabra poética adquiere en esta situación un valor simbólico muy alto. Si dignificar las voces individuales supone defender la ética de los espacios públicos, la palabra poética representa una apuesta clara por ciudadanos capaces de matizar, meditar, sentir, romper los dogmas y las corrientes manipuladas de pensamiento, hasta lograr hacerse dueños de sus propias opiniones.

En el poema “1936”, publicado en Desolación de la Quimera, Luis Cernuda contó el encuentro que tuvo, ya en los años 60, con un brigadista norteamericano que se había jugado la vida en su juventud para defender la libertad política de la República española. Aunque Cernuda estaba desilusionado por los acontecimientos y asqueado por la actitud de algunos mandarines, volvió a creer en el sentido de la lucha. Afirmó, incluso, que la dignidad de una sola persona asegura la nobleza de una causa y justifica a todo el género humano.

El poeta que pasa una tarde, un día, un año, buscando el adjetivo preciso, representa a los seres humanos que quieren hacerse dueños de sus propias opiniones. Los buenos poetas suelen pensar las cosas por lo menos tres veces. La gente que dice lo primero que se le ocurre puede creerse muy sincera, muy espontánea, pero se limita a repetir como loro la verdad que flota en el aire, es decir, lo que ya se han encargado de proyectar a la atmósfera los interesados en controlar las corrientes de opinión. Hay quien piensa las cosas dos veces. Suele ser aquel que no dice lo primero que se le ocurre, sino aquello que le conviene para quedar bien, ser simpático, atraer el voto. Pone su vela donde sopla el viento.

Pensar las cosas tres veces significa decir lo que te exige la propia conciencia, hacerte dueño de tu opinión. Antonio Machado comprendió, gracias a hacerse otro y meditar con el ser de Juan de Mairena, que la verdadera libertad no consiste sólo en poder decir lo que pensamos, sino también en ser capaces de pensar lo que decimos. Los buenos poetas acompañan a quien se atreve a decir lo que piensa, pero a cambio le piden que piense bien aquello que va a decir. No hay buena retórica sin pensamiento, ni pensamiento sin buena retórica, sin un vocabulario que permita matizar, distinguir, comprender la realidad. El lenguaje que pide tiempo abre un buen camino hacia la lentitud, algo decisivo para nosotros, porque vivimos en sociedades urgentes, vertiginosas, y los dogmas son la prisa del pensamiento.

Vivimos malos tiempos para la política porque se destruyen los espacios públicos y se homologan las conciencias individuales. No nos queda tiempo para nosotros. Andamos de cabeza y pensamos con los pies. La razón poética reivindica la conciencia individual, salva la libertad ética del individualismo, pero no la lleva a las aguas de la competición agresiva, ni al egoísmo del consumo, sino a un pacto de lectura, al lugar del otro, al texto, que es un espacio público dignificado por la responsabilidad individual.

Vivimos un tiempo de necesaria poesía. O, lo que es lo mismo, la lírica ofrece una buena oportunidad para estos tiempos.”

http://www.laestafetadelviento.es/articulos/puntos-de-vista/la-razon-poetica

Posted in Filosofía Política, Literatura, Poesía | Leave a Comment »

Este jueves, poesía

Posted by algomasquecierzo en 8 noviembre 2010

Programa

· Jueves 28 de octubre de 2010 Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras Campus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)
Moderadora: Cristina Marco

José Luis Rodríguez es catedrático de Filosofía en la Universidad de Zaragoza, novelista y poeta. Es co—director de la revista RIff—Raff y dirige la colección de ensayo “Herramientas” (Eclipsados). En sus poemarios destacan En la noche más transparente (Olifante, 1993) y Voces en el desierto (2009).

Sandra Santana (Madrid, 1978). Es doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Fue becaria en la Residencia de Estudiantes (2002-2004) y es autora de los libros de poemas Marcha por el desierto y Es el verbo tan frágil (Pre-Textos, 2008), así como del ensayo El laberinto de la palabra. Como traductora ha realizado versiones de los poemas de Karl Kraus, Ernst Jandl o Peter Handke.

· Jueves 11 de noviembre de 2010 Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y LetrasCampus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)

Moderadoras: Elia García Zarranz y Ainhoa Corral Luna

Jordi Doce (1967) es autor de Lección de permanencia (Pre-Textos, 2000), Otras lunas (DVD, 2002), Gran angular (DVD, 2005) y Hormigas blancas (Bartleby, 2005). Acaba de publicar el libro de ensayos La ciudad consciente (Vaso Roto, 2010).

Luisa Miñana ha publicado la novela Pan de Oro (Mira, 2006), el libro de poemas Las esquinas de la Luna (Eclipsados, 2009) y el libro-blog La arquitectura de tus huesos. Actualmente escribe la “novela en marcha” Pop-pins, cuyo proceso puede seguirse a través de la bitácora .

· Jueves 16 de diciembre de 2010 Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y LetrasCampus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)

Moderadora: María Sisamón

Sebastià Alzamora (Llucmajor, Mallorca,1972) es autor de los libros de poesía Rafel (1994), Apoteosi del cercle (1998), Mula morta (2001, publicado en 2004 en traducción castellana con el título de Mula muerta), El benestar (2003) y La part visible (2009). También ha publicado, entre otras, las novelas L’extinció (1999) y La pell i la princesa (2005, premio Josep Pla; publicada en 2006 en traducción castellana con el título de La piel y la princesa).

Chusé Raúl Usón (Zaragoza, 1966). Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza. Es autor de los poemarios Ixe buxo viello –entre fierros– (1988; 2ª edición, 2008), Luna, arto y poemas de bardo (1989), Fuellas chobenas (1991), Cruzillata (1994) y Candalieto (2006) y Enruenas (2008) –Premio Universidad de Zaragoza–. Dirige la editorial Xordica y es miembro de la Sociedat de Lingüistica Aragonesa.

· Jueves 20 de enero de 2011 Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y LetrasCampus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)

Moderador: Eduardo Fariña

Sopa de poetes es un un colectivo creado en 2005 por Pepe Maiques, Òscar Solsona y Mariano Martínez. Ocupa un espacio público de radio para acercarse a la palabra poética con descaro y entrega. Dedican un programa de radio semanal a la poesía por gusto, que les ofrece la ocasión de entrar en contacto con ejemplares de la especie poetas. Y lejos del mito resultan ser tangibles. Esa comprobación, y un blog hiperactivo, hace que lleguen también a piedra papel tijera, su primer destilado conjunto en forma de libro escrito a seis manos.

· Jueves 17 de febrero de 2011 Sala Pilar Sinúes Edificio Paraninfo (Plaza Paraíso, 4)
Moderador: Alfredo Saldaña

Antonio Méndez Rubio (Fuente del Arco, Badajoz, 1967) es poeta y ensayista. Ha recogido sus libros de poesía entre El fin del mundo (1995, Premio Hiperión de Poesía) y Por más señas (2005, Premio Ojo Crítico de RNE) en el volumen Todo en el aire (2008). Ha publicado además, entre otros, Extra (2010) y Cuerpo a cuerpo (2010).

Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, León, 1957), poeta y artista visual, es autor de los poemarios Siete poemas escritos junto a la lluvia (1982), La visita de Safo (1983), Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo (Premio Adonais, 1985), Las páginas del fuego (1987), La poesía ha caído en desgracia (Premio Jaime Gil de Biedma, 1992), La tumba de Keats (Premio Jaén de Poesía, 1999) y La casa roja (2009; Premio Nacional de Poesía 2009).

· Jueves 10 de marzo de 2011 Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y LetrasCampus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)

Moderadoras: Elia García y Ainhoa Corral

Olga Bernad es Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza. Ha publicado el poemario Caricias perplejas (Colección de Poesía Siltolá, 2009) y la novela Andábata (Paréntesis editorial, 2010). Su próximo poemario, Nostalgia armada, aparecerá en 2011. En la red, mantiene el blog Caricias perplejas.

Alberto Santamaría (Torrelavega, 1976): autor de los siguientes libros de poesía El orden del mundo (Renacimiento, 2003), El hombre que salió de la tarta (DVD, 2004), Notas de verano sobre ficciones del invierno (Visor, 2005) y Pequeños círculos (DVD, 2009). Además ha publicado ensayos como El poema envenenado (Pre-Textos, 2008).

· Jueves 7 de abril de 2011 Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y LetrasCampus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)

Moderadora: Marina Barrio
Marta Navarro García ha publicado los libros Ocho islas y un invierno (El Desembarco, Sevilla, 2008) y La victoria del heno (Premio de Poesía Victoria Kent, Málaga, 2007). Ha participado en los libros colectivos Poesía Amorosa (Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca), Con buenas palabras (Sevilla), Homenaje a José Antonio Labordeta (Rolde), Voyeur (A Coruña, 2010).

Sara Toro (Córdoba, 1984). Sus poemas han aparecido en diversas antologías y revistas. Ha publicado el poemario Souvenir (La Bella Varsovia, 2009) y la plaquette La escombrera (El Diente de Oro, 2010).

· Jueves 12 de mayo de 2011 Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras Campus de San Francisco (C/ Pedro Cerbuna, 12)
Moderadora: Almudena Vidorreta

Antón Castro (Santa Mariña de Lañas, Arteixo, A Coruña, 1959) compagina el periodismo cultural con la literatura. Coordina el suplemento “Artes & Letras” de Heraldo de Aragón y dirige el programa “Borradores” en Aragón Televisión. Ha publicado recientemente el poemario Vivir del aire (Olifante, 2010).

Chantal Maillard (Bruselas, 1951) es autora, entre otros, de los poemarios La otra orilla (1990), Hainuwele (1990, 2009), Conjuros (2001), Lógica borrosa (2002), Matar a Platón (2004; Premio Nacional de Poesía 2004) e Hilos (2007; Premio Nacional de la Crítica).

* Al término de cada sesión, a las 22.30 h, velada poética en el Candy Warhol (Bolonia, 28).

Información obtenida de: http://moncayo.unizar.es/unizara/actividadesculturales.nsf/42bbc6ef5e3cfea6c1256cdd006ad31f/86087e0bfa30d9f7c12577bc002d0180?OpenDocument

Posted in Poesía | Leave a Comment »

Este jueves, poesía

Posted by algomasquecierzo en 27 octubre 2010

Nueva edición del ciclo de poesía que comienza el próximo jueves 28 de octubre a las 19:30 horas en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza

Más información

Posted in Poesía | Leave a Comment »

Poema chino a la bebida

Posted by forseti4y9 en 3 octubre 2010

Poème del a dynastie Tang (618-906 de l’ère chértienne) écrit par Li Tai Po:
“Soyez gais lorsque le coeur vous en dit;
Ne laissez pas la bouteille dorée vide en face de la lune.
Le Ciel ne nous a pas donné nos talents pour rien;
Et mille ducats dépensés reviendront bientôt.
Depuis toujours, les Sages ont été secs,
Mais les buveurs rendent leur nom immortel.”

Posted in Poesía | Leave a Comment »

Eterno Retorno Remix

Posted by Arman García (Administrador) en 12 agosto 2010

Entroncando con el anterior post de Guillermo sobre el eterno retorno, dejo algunas citas al respecto en plan remix (en cuanto a la canción, queda ahí no tanto porque mencione a los citados sino por la insoportable levedad del hiphop actual 🙂

“Si cada uno de los instantes de nuestra vida se va a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. Ese es el motivo por el cual Nietzsche llamó a la idea del eterno retorno la carga más pesada. Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre ese telón de fondo, en toda su maravillosa levedad.“ (Milan Kundera, La insoportable levedad del ser)

Mi destino, desde ahora mi delicia,
Como un predestinado seguiré;
Condenado inocente, mártir dócil
Cuyo fervor se acrece en el suplicio.“ (Baudelaire, El Leteo)




Posted in Literatura, Música, Poesía | Leave a Comment »

El antropoide.

Posted by forseti4y9 en 1 julio 2010

Un antropoide vive y se despereza cada mañana en mi genitalidad. El antropoide, al despertar, se las promete muy felices, supone, sin duda, que le espera una jornada de selva y fornicaciones. Hay que ir persuadiéndole gradualmente, a fuerza de espuma y alejandrinos, de que las cosas van a ser de otra forma, porque lo que le espera, realmente, es una jornada de teléfonos, pantalones, tés ni fríos ni calientes, taxímetros y conversaciones crepusculares. El antropoide se rebela, o se rebelaba, pero todo es en vano. Está aprendiendo a no arrojarse inmediatamente sobre las señoritas que le caen al lado en el cine, en el teatro, en el concierto o en la cena. Alguna vez trata de forzar a la miss que se ha quedado dormida en la biblioteca, expurgando mis libros para una tesina, o le corta la yugular con el filo de una hoja de papel Biblia, pero generalmente está quieto y melancólico. A las damas les asusta el antropoide, en principio, o hacen como que les asusta, aunque en realidad siempre le encuentran a uno poco antropoidal, llegada la hora de la verdad. El antropoide, que siempre anda buscando ocasiones de reproducirse, cuando la ocasión se presenta huye por donde puede y me deja solo con la dama, y ya no soy más que un escritor cansado y miope. A medida que yo me voy haciendo un poco antropoidal, con los años, por la inercia del eterno retorno, el antropoide se va humanizando, se va civilizando, se torna filosófico y melancólico. El día que se me muera mi antropoide me habré convertido en un bibliotecario y estaré definitivamente acabado. Hay que llevar el antropoide como el domador lleva su tigre, pasearlo por la vida. Al antropoide le aburre que yo lea periódicos, y se pone a mirar para otro lado. Está impaciente por arrojarse al cuello de alguna mujer. Se pasa uno la vida tratando de educar al antropoide, y cuando lo tienes casi completamente urbanizado, resulta que eres tú mismo, que es lo mejor de ti lo que empieza a fallar, a selvatizarse, a rebelarse. Hubo un tiempo en que el antropoide quiso ser poeta, pero echaba muchos borrones. No pude hacer de él un amanuense. Luego abandonó definitivamente sus actividades espirituales y se ha pasado la vida queriendo volver al bosque, olfateando la llamada de la selva. La mano del antropoide es la misma que escribió los sonetos de Shakespeare, porque hay quien consigue mayores domesticaciones con su antropoide, y toda la cultura es un ejercicio circense en el sentido de que se obtiene domesticando a una fiera, educando a una bestia, humanizando a un mono. El antropoide me traiciona mucho por la nariz, y de nada vale que uno esté leyendo o escribiendo, aséptico, porque el antropoide usa libremente de mi pituitaria y olfatea mujeres por doquier. Tememos al antropoide, es cierto, pero lo que más tememos, en el fondo, es que se nos muera. He conseguido que aprenda muchas cosas, que lea a Nietzsche –que tampoco era mal antropoide- ya Juan ramón, que goce a Proust y recite a Quevedo, pero no he conseguido que le guste la música. Al fin y al cabo, la literatura y la pintura –también la pintura- son artes selváticas, maniguas de palabras y colores, pero la música, aunque Nietzsche la sienta tan dionisíaca, es una estilización de algo, no se sabe bien de qué, y el antropoide no está para estilizaciones. Come correctamente, aunque no siempre, y puede transformar una cópula en un poema, una masturbación en un ensayo y un grito en una sonrisa. Me da pena, ya, verla tan bien educado, tan correcto, tan resignado. La melancolía del hombre adulto es una melancolía de domador. Lo mismo que debe sentir el domador, si es sensible, cuando ha conseguido someter al viejo tigre, urbanizar al noble león. Las mujeres vienen buscando al antropoide, aunque no lo digan, y sólo una perversión de la cultura les ha hecho preferir al antropoide que sabe versos, citas y títulos de libros. Uno siempre queda un poco monosabio, con una mujer, si sabe cosas, porque ellas ponen en evidencia al mono, lo hacen aparecer, y una vez el mono en escena, lo mejor es que se comporte como tal. Lo que nos da inseguridad frente a la mujer es que su sola presencia suscita al antropoide, y uno se da cuenta de eso, o no se da cuenta, pero comprende que todo lo que diga y haga como escritor, como hombre, como intelectual, como amigo, como ciudadano, quedará un poco postizo, falso, circense, porque el antropoide está ahí y no hace sino recitar su papel o el nuestro. “Pues lo hace muy bien este antropoide, parece un académico”, es lo más que pueden pensar ellas, secretamente. Porque ellas tampoco pueden dejar de ver y mirar al antropoide, aunque vengan buscando de buena fe al escritor, al amigo, al desconocido. Toda situación entre hombre y mujer es siempre tensa y falsa porque hay un tercero entre ellos, un antropoide que va y viene, se impacienta e interrumpe de vez en cuando: “Bueno, empezamos o qué”. Sólo cuando se ha dado suelta al antropoide y él ha liberado lo poco que le queda de tal, la mujer y el hombre vuelven a verse como ciudadanos, desasistidos ya de toda boscosidad, desvalidos de la cultura, arrojados del paraíso, convertidas en libros todas las manzanas del árbol de la ciencia. Ahora estamos más a gusto, pero más tristes. Melancólicos. Los latinistas lo laman tristeza post coitum. Es que se ha ido el antropoide.

UMBRAL, FRANCISCO. Mortal y rosa. Destino. Madrid. 2003.  pp. 64-67.

Posted in Lecturas y reseñas, Literatura, Poesía | Leave a Comment »

Festival de poesía Moncayo, 2010

Posted by algomasquecierzo en 28 junio 2010

Este año está dedicado a la libertad y a José Antonio Labordeta. Dura tres días, aunque el día grande es el último, sábado. Supongo que está hecho con la idea de que todo acabe en una juerga. Es posible ir a todo el festival si se busca alojamiento, o bien solo un día, caso en el cual lo mejor sería el sábado, probablemente.

http://www.olifante.com/festival2010/

Posted in Poesía, Uncategorized | Leave a Comment »

Los agujeros.

Posted by forseti4y9 en 27 abril 2010

Quizá el poder sea foucaultiano, reticular y matricial, una red o matriz de relaciones de fuerza. Quizá sea intencional pero no subjetivo.

Quizá el poder sea epicúreo, no existan sino átomos, de los que se componen los propios dioses y los hombres, aquellos en los intermundos, estos en el suyo.

Quizá el poder reticular pertenezca a la red de la que habla Barnes en El loro de Flaubert: “sin perjudicar excesivamente la lógica, también podría invertirse la imagen y definir la red como hizo en una ocasión un jocoso lexicógrafo: dijo que era una colección de agujeros atados por un hilo”.

Quizá esos agujeros sean los inspectores del modelo de la peste foucaultiano (página 53 de Los anormales): “al comienzo de la cuarentena, en efecto, todos los ciudadanos que se encontraban en la ciudad tenían que dar su nombre. Sus nombres se inscribían en una serie de registros. Algunos de estos estaban en manos de los inspectores locales y los demás en poder de la administración central de la ciudad. Y los inspectores tenían que pasar todos los días delante de cada casa, detenerse y llamar. Cada individuo tenía asignada una ventana en la que debían aparecer y, cuando lo llamaban por su nombre, debía presentarse en ella; se entendía que, si no lo hacía, era porque estaba en cama, era porque estaba enfermo, y si estaba enfermo era peligroso, por consiguiente, había que intervenir”.

O quizá sean el vacío epicúreo.

Pero lo que es indudable, es que toda red tiene su agujero, todo apestado su inspector, y todo zurcido su prenda, y como ayer entendí a Reyes Mate en la conferencia, el abrigo de visón se ilumina por su pequeño zurcido, y ya nada es (conocido) igual. Cual agujero de la memoria.

Posted in Poesía, Uncategorized | Leave a Comment »